La donación de semen: una acción solidaria

Share Button

Existe infinidad de parejas que no pueden concebir debido a distintos problemas físicos que se lo impiden. Hay muchas tecnicas de reproducción asistida, pero hay una que necesita de donantes voluntarios: la donación de semen.

La donación de semen es un acto voluntario, solidario y altruista mediante el cual, un varón sano y con una muy buena calidad de semen realiza una cesión del mismo para hacer realidad el sueño de una pareja que tiene problemas de infertilidad.

Cuando se puede recurrir a la donación de semen

Los pacientes deben recurrir a la donación de semen en los siguientes casos:

  • Cuando el semen de su pareja es muy patológico y ha logrado malos resultados en la Fecundación in Vitro.
  • En ausencia de espermatozoides (azoospermia) tanto en eyaculado como en la biopsia de testículo (procedimiento ambulatorio con anestesia local).
  • Cuando el varón es portador de una enfermedad genética que no puede ser estudiada en los embriones.
  • Cuando el varón es portador de una enfermedad de transmisión sexual y no es posible eliminar el virus del semen.
  • Cuando se detectan anomalías cromosómicas en el semen.
  • Cuando el varón tiene un grupo sanguíneo positivo (estado homocigoto) y su mujer negativo, además de estar isoinmunizada (produce anticuerpos contra los glóbulos rojos del feto con grupo sanguíneo positivo).
  • En caso de mujeres sin pareja masculina.

En estos casos, la persona en cuestion puede solicitar, entre otros tratamientos, la donación de un voluntario anónimo de semen. De esta manera, gracias a la ayuda anónima y desinteresada de un donante, muchas mujeres sin pareja masculina y pacientes donde el semen del varón presenta anomalías de diferente índole sin solución, tienen la posibilidad de cumplir su sueño de ser padres

Procedimiento

En primer lugar, la clínica de fertilización asistida deberá tener estándares de lo más altos con el donante de semen. Asi, las muestras de semen deben ser sometidas a una cuarentena, gracias a la cual se controla el riesgo de que puedan transmitir enfermedades de transmisión sexual, y a los donantes, además, se les realiza una serie de pruebas genéticas y anamnesis (historial médico) en referencia a él y a su familia, para prevenir el riesgo de transmisión de enfermedades genéticas a la descendencia.

Las muestras de semen congeladas se almacenan en bancos y se mantienen en periodo de cuarentena durante 6 meses, gracias al cual se controla el riesgo de transmisión de enfermedades. Después de este tiempo, se repiten las pruebas para garantizar que el donante no esté en una fase inicial de alguna infección.

La selección de los donantes de semen está regulada por ley e incluye varones mayores de 18 años con un buen estado de salud físico y mental, con un estudio de enfermedades infecciosas negativo, cariotipo normal y, además, pruebas genéticas y anamnesis (historial médico) en referencia a él y a su familia, para prevenir el riesgo de transmisión de enfermedades genéticas a la descendencia.

Finalmente, en las clínicas una vez comprobada la ausencia de infecciones y la adecuada tolerancia del semen a la congelación conservando su calidad, las muestras se liberan para su uso en tratamientos de fertilidad , ya sea una inseminación intrauterina, una FIV o una ovodonación.

Share Button

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.